The light garden

El segundo espectáculo que hemos visto de el 9º festival el més petit de tots ha sido The light garden.

De los tres espectáculos que hemos visto (Sensacional y Planeta Ka) ha sido el que menos ha gustado a Emma. Nosotros lo vimos en el teatro principal de Sabadell (Barcelona, España) y el espacio también era un lugar cercano a pesar de ser un gran teatro.

The light garden

En el escenario habían varias tiendas de campañas que representaban una escena campestre. En una de ellas había una pantalla con imágenes del campo que se iban proyectando durante todo el espectáculo. En otra tienda de campaña había unos farolillos colgados y justo delante una especie de puff iluminado de rojo que hacía las veces de hoguera. Una de las cosas que más me llamó la atención y a Emma también fue una de las tiendas de campaña. Cuando se les pasaba la linterna por la tela, se quedaba marcado (durante unos segundos) el dibujo con la luz. Sigue leyendo

Anuncios

Planeta Ka

Uno de los espectáculos que más nos ha gustado de el 9º festival El més petit de tots ha sido el Planeta Ka.

Planeta Ka

Al igual que el espectáculo Sensacional, ha sido en un espacio cercano e íntimo. Esta vez hemos ido a La Sala, en Sabadell (Barcelona, España). En el centro de la sala el escenario: un espacio lleno de diferentes texturas, cuevas, montañas… y efectos sonoros y visuales que se activan con la presencia de los niños. Alrededor una fila de cojines para que se sienten los niños y detrás unos bancos para los papás. Sigue leyendo

Celebramos las fiestas: La Castañada

La castañada es una fiesta popular de Cataluña que, antiguamente se celebraba el día de todos los santos, actualmente se celebra la víspera. El 31 de octubre por la noche, las familias se reúnen en casa alrededor de la chimenea para comer castañas asadas, boniatos y panellets acompañado de vino moscatel.

castañera

Recuerdo que me contaron en el colegio que, antiguamente, el campanero del pueblo se pasaba toda la noche tocando las campanas para recordar a los feligreses que rezaran por sus difuntos. Para poder aguantar el frío y el esfuerzo durante toda la noche, necesitaban un aporte extra de energía, por eso comían castañas, boniatos asados y dulces acompañados de vino dulce. Sigue leyendo