Elegir los juguetes para los más pequeños

Anteriormente ya os hablé de cuantos regalos pedimos en Navidad. Ahora la locura de la Navidad vuelve a estar a la vuelta de la esquina, y parece un buen momento para pensar en lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir los juguetes para los más pequeños.

Cuando hay que hacerle un regalo a un niño puede pasar que lo compremos más pensando en nosotros que en el propio niño. A mi me ha pasado, así que entiendo bien ese impulso.

Juguetería fao schwarz

Foto de a_marga en Flickr

Yo creo que la principal actividad en la vida del niño debería ser el juego. Para jugar el niño no necesita juguetes, cualquier objeto que esté a su alcance se puede convertir en un juguete. Puede, por ejemplo, apilar fiambreras que encuentre en la cocina, hacer un tren con tapones de corcho, convertir una caja en un coche…

Sin embargo, lo juguetes son objetos pensados especialmente para jugar y entretener, y en eso, sin eliminar el juego simbólico, nos pueden ayudar mucho si están bien elegidos. Y de eso va este post, de mis criterios a la hora de elegir juguetes.

Criterios a tener en cuenta a la hora de elegir un juguete

Lo más importante es que el niño se lo pase bien jugando, por eso la característica fundamental del juguete es que tiene que ser divertido, de no ser así pronto quedará olvidado en algún rincón de casaPara que el niño se lo pase bien con ese juguete, tenemos que tener presente algunos criterios a la hora de escogerlo. Aquí os explico lo que considero que se tiene que tener en cuenta cuando vas a elegir un juguete para un niño para que le resulte divertido.

Gustos e intereses del niño.

Del niño. Lo remarco, porque hay veces que podemos caer en la tentación de comprar un juguete pensando en lo que a nosotros como adulto nos gusta o nos hubiera gustado tener de niños, y no en los intereses reales del niño al que va dirigido.

Habilidades del niño

¿Es capaz de jugar con él? ¿Le interesa? ¿Trata de algo que le gusta? ¿Puede ayudar a desarrollar o reforzar alguna capacidad que le cueste?

Siempre sin imponer el juego, ya que en ese caso dejaría de ser divertido, podemos ofrecer alternativas de juego para fomentar habilidades que el niño no tenga muy desarrolladas. Por ejemplo, si creemos que es bueno para el que juegue a puzzles, podemos elegir uno con una temática que sea muy motivadora para él. De esta forma, es posible que le interese más ese juego.

Edad a la que va dirigido el juguete

Es importante fijarnos en la edad a la que va dirigido el juguete y tener presente la edad del pequeño, ya que si compramos un juguete para más mayores el niño se puede frustrar al no entender ni disfrutar del juego. O si por el contrario elegimos uno para más pequeño, se aburra con él.

Bebé escogiendo un juguete

Foto de lovelihood en Flickr

Seguridad del juguete

Además de para que el juguete sea divertido, la edad a la que va dirigido se tiene que tener en cuenta en el tema de seguridad. Especialmente en los más pequeños que se lo meten todo en la boca.

Hay que comprobar que tenga la marca CE (Conformidad Europea). Esta es una declaración por parte del fabricante, para asegurarnos que el juguete cumple con los estándares y requisitos básicos de los que habla la Directiva 88/378 CE. Esta marca debe llevar las letras CE, el nombre y dirección del fabricante y un código de identificación, así si se tiene que retirar el juguete rápidamente del mercado por problemas de seguridad, se podrá hacer fácilmente. Además comprobaremos que el juguete sea seguro. Por ejemplo, si compramos un peluche comprobaremos que los ojos estén bien enganchados…

marca CE

Calidad del juguete

También tendremos en cuenta la calidad del juguete y los materiales con los que estén hechos. Que sean duraderos y resistentes. Antes de dar un juguete a un niño, debemos comprobarlo. Que no le falte ninguna pieza, que funcione correctamente… Si es un juguete a pilas, asegurarnos que las lleva. Vaya chasco si cuando lo encendemos, no funciona porque no tiene pilas y no hay ninguna por casa.

También debemos asegurarnos que lleva las instrucciones y que estas están en un idioma que entendemos.

Valor educativo

Elegir el juguete según su valor educativo es otro criterio a tener en cuenta. Que sea un juguete abierto, poco estructurado de forma que deje un papel importante a la imaginación y la creatividad de cada niño es importante. Además debe estimular la curiosidad del niño permitiéndole descubrir diferentes posibilidades en el juego, potenciando su capacidad de resolución de problemas y de pensar. Si el juguete lo hace todo solo o es demasiado complicado, no resultará estimulante y el niño fácilmente perderá el interés por el.

La danza del huevo: juego en familia

Foto de Haba.de

También tendríamos que pensar en lo que estamos fomentando con ese juguete que tanto nos gusta. Hay que tener en cuenta aspectos como:

  • Que no sea sexista, con esto quiero decir que puedan jugar con él niños y niñas indistintamente y que evite la transmisión de estereotipos sexistas, de forma que nadie se sienta excluido de determinados juegos. Luego los niños jugaran a lo que más les interese. Yo a Emma le he ofrecido juguetes más tipificados para niños como coches, animales, construcciones… y aunque también juega con ellos, prefiere jugar a cocinitas y muñecas. Pero no ha sido porque solo haya tenido esa oferta de juego, sino porque lo ha elegido así.
  • Que no sea racista y que no potencie ni la violencia, ni la rivalidad. Creo que la violencia, muchas veces forma parte del juego. Niños y niñas juegan con espadas, a matar,… Pero hay un tipo de juego que fomenta demasiado la violencia y la rivalidad. Quizás estoy pensando más en juegos electrónicos para los más mayores, pero es algo a tener en cuenta.
  • En el caso de ser un juego de mesa, es interesante que el juego facilite la comunicación entre los participantes, además de favorecer la ayuda entre iguales y la cooperación. Los juegos cooperativos son ideales porque al final ganamos todos pasando un rato divertido y si es en familia, mejor que mejor. Eso no quiere decir que solo elijamos este tipo de juego. Los juegos competitivos también están muy bien, creo que los niños también tienen que tener un punto de competitividad. Pero en esta sociedad tan competitiva con tanta oferta de juego competitivo, no está de más elegir algunos que no lo sean.
  • En el caso de ser un juego de exterior, creo que es mejor que favorezca la actividad física. Personalmente, no le veo la gracia a los coches a motor para niños en los que se montan y solo tienen que mover el volante. Creo que es más saludable y divertido para el niño un patinete o una bicicleta, con la que también se mueven, pero haciendo más ejercicio físico.
  • Que potencie el juego en familia. Con los horarios laborales y las distintas obligaciones de los padres y de los niños (deberes, extraescolares…), creo que a veces pueden quedar pocos huecos para el juego en familia. Este tipo de juegos nos ayuda a pasar un rato divertido en familia y a reforzar el vínculo afectivo, algo muy importante en el desarrollo del niño. Pasar un rato jugando con papá y mamá, seguro que al niño le gusta más que el propio juego. Un ejemplo de juego de este tipo, para los más pequeños, del que ya os he hablado antes es Roll and Play.

Cuando compre un juguete para un niño intentaré tener en cuenta estos consejos que os acabo de dar, así que elegir bien los juguetes para los más pequeños… ¡A la mochila de mi peque!

¿Y tu? ¿Qué tienes en cuenta cuando eliges un juguete para un niño?

Anuncios

Un pensamiento en “Elegir los juguetes para los más pequeños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s