Conclusiones y algunas ideas claves del metodo acs

Después de una serie de posts sobre el metodo acs… estas serian algunas conclusiones o ideas clave que hay que tener en cuenta.

comer en el restaurante

Continuaremos con la lactancia materna ya que al principio no come mucho. De hecho, lo importante no es que coma mucho, sino que participe en las comidas, que estas sean un momento agradable y divertido en la que el bebé pueda experimentar. Para eso es mejor que no tenga hambre ni sueño. Así que si tiene hambre, lo mejor es ofrecerle el pecho y luego la comida complementaria y si tiene sueño, habrá que dejarlo para cuando esté más descansado.

Emma mamando

Es importante lavarse las manos antes de comer. No solo el adulto, también el bebé, especialmente si ya gatea por el suelo.

Es difícil resistir la tentación de darle la comida al bebé, pero lo mejor es ofrecer, no dar. El decide coger, olerla, chafarla, dejarla caer, probarla… El bebé estará bien alimentado siempre que los alimentos que le ofrezcamos sean nutritivos y estén dentro de una dieta equilibrada. Ese es el único control que tendremos sobre la alimentación del bebé, el decidir que alimentos ofrecer. La cantidad que coma o los alimentos que el elija serán decisión suya. Intentaremos resistir la tentación de ayudarle llevándole la comida a la boca y de presionarlo para que coma más.

Es bueno ofrecer diferentes alimentos en el plato para que pueda escoger. Al principio hay que poner poca variedad y cantidad para no aturdirlo, pero poco a poco podemos ir aumentando la variedad. Si quieres puedes tener preparada un poco más de comida a parte por si quisiera más.

Para facilitarle que pueda coger el alimento y llevárselo a la boca con éxito, va muy bien ofrecer palitos de comida (zanahoria, calabacín, pera…) de unos 5 cm de largo. De esta forma lo podrá coger sobresaliendo de su mano una parte de la comida que será la que podrá mordisquear. Además lo dejaremos a su alcance para que lo pueda coger, ya sea en un plato, en la mesa, en la bandeja de la trona…

No dejarlo solo mientras come o experimenta con la comida. Primero por cuestiones de seguridad y segundo porque la comida es un acto social. Lo ideal es comer juntos ya que los bebés aprenden por imitación. mientras comemos podemos hablarle del nombre de los alimentos que le hemos ofrecido, del color, la textura, temperatura… Es una buena manera de adquirir un vocabulario sobre la comida.

Hay que darles tiempo para que experimente sin presionarlo ni distraero. A los bebés no les gusta sentirse observados mientras comen. Aunque eso es difícil de evitar cuando hay visitas. Suele hacerles mucha gracia ver como come el bebé.

Sentaremos al bebé en una trona o en el regazo de papá o mamá. Lo importante es que cuando coma esté erguido con la espalda recta.

Antes de ir a jugar después de comer, jugar a abrir la boca para comprobar que no quedan restos de comida en la boca con los que se pudiera atragantar.

El bebé nos querrá imitar, por lo que tenemos que ser un buen modelo en la mesa. De todas formas, los modales en la mesa vendrán más tarde. Ahora comerá con las manos, con la cara en el plato…

La hora de la comida SIEMPRE tiene que ser un momento agradable. Si vamos con prisas o el bebé tiene sueño… es mejor dejarlo para otro momento.

Lo  que a mi me resulta más difícil es confiar en que Emma come lo que necesita.

En un puré hay más agua o leche y parece que hay mas, pero no es comparable, ya que en el método ACS todo lo que se ofrece al bebé es comida.

Para saber si ha acabado (cuando ya lleva unas semanas con el método ACS) prueba a ofrecer algo más de comida, aunque sea lo mismo o de tu plato. Si lo quiere es que no ha acabado. más adelante ya nos lo dirá el.

Para prevenir que pidan chuches, ofrecer tentempiés y comida nutritiva en lugar de comida basura.

chuches

Los picnics son una buena idea, ya que podemos comer todos juntos de manera fácil y con los dedos.

Cuando el bebé coma con seguridad, podemos empezar a introducir los cubiertos y los modales en la mesa. El tenedor es más fácil de usar que la cuchara ya que la comida no se cae. Cuando empieces en este punto, dale tiempo para que aprenda y no le ofrezcas un exceso de ayuda. Lo mejor para ayudarle es el tiempo. Piensa que tu eres el modelo, el niño te intentará imitar.

Para facilitar los modales en la mesa: comer juntos siempre que se pueda siendo constante y un buen ejemplo. No hay que reñir ni elogiar, confiamos en que lo hará bien.

Es importante no relacionar la comida con la conducta sino con el apetito. Los castigos, recompensas y sobornos con la comida no son una buena idea, al no ser que queramos que relacione las verduras como mala y los postres como buenos (si te acabas la comida te doy una chuchería ..) Tampoco es una buena idea ofrecer una golosina cuando el niño está triste, al no ser que se convierta en esos personajes de la tele que se consuelan y combaten la tristeza con un helado. si está triste mejor darle cariño.

Anuncios