Qué alimentos dar y cuales evitar según el método ACS

Siguiendo con la serie de posts sobre el método ACS, hoy os voy a hablar de que alimentos dar o como presentárselos al bebé y cuales evitar.

Al margen del método ACS, si queremos que nuestro bebé siga una dieta saludable, lo que tendremos que hacer será ofrecerle alimentos nutritivos y saludables. Además es importante que:

  • Hagamos la mayor parte de las comidas en família
  • Todos los miembros de la família sigan la misma alimentación
  • Apaguemos la televisión durante las comidas
  • Y que hagamos ejercicio físico.

Es importante que introduzcamos los alimentos de uno en uno, separados por unos días unos de otros con el fin de ver como los tolera el bebé, si le produce alguna alergia… Hay alimentos que son más alergénicos, por los que es recomendable ofrecerlos cuando ya son más mayores.

Sigue las recomendaciones de tu pediatra o enfermera, en esto los profesionales nos pueden guiar. Aunque como no todos los pediatras y enfermeras tiene un criterio unificado sobre la introducción de alimentos (que alimento introducir primero, si algunos son alergénicos o no, cuando ofrecer la fruta, cereales…), a mi me resultó muy útil la tabla de introducción de alimentos de pequerecetas, consultar con la enfermera y la pediatra, leer libros y sobre todo el sentido común.

Estofado

Al principio, para facilitarle que pueda coger el alimento y llevárselo a la boca con éxito, va muy bien ofrecer palitos de comida (zanahoria, calabacín, pera…) de unos 5 cm de largo. De esta forma lo podrá coger sobresaliendo de su mano una parte de la comida que será la que podrá mordisquear. Además lo dejaremos a su alcance para que lo pueda coger, ya sea en un plato, en la mesa, en la bandeja de la trona…

En el desayuno podemos ofrecer al bebé una tostada de pan con tomate y aceite, tostadas con mermelada natural, fruta fresca, cereales…

En las comidas y cenas, si ofrecemos carne, es mejor cortar la de cerdo, ternera y cordero a lo ancho y la de ave a lo largo de las fibras. Adaptándolas al  bebé, no hay problema en ofrecer salsas como el hummusguacamole, purés, muhammarababa ganoush (paté de berenjena) ya que podrá dippear con palitos de verduras, de pan, con la cuchara o con los dedos. Cuando Emma empezó a comer garbanzos, empezamos a ofrecerle hummus (sin tahina, sin pimentón y con muy poquito ajo) y bastones de pepino. A Emma le gusta mucho el puré de patata, pero no siempre hay puré. Al no ofrecer siempre purés y papillas, podemos ofrecer otras texturas como líquido, pastoso, duro, blando, crujiente… No añadiremos ni sal ni azúcar a las comidas y hasta el año (hay quien recomienda hasta los tres años) no le daremos miel al niño ya que puede producir botulismo.

El mejor postre es la fruta, macedonia, … Pero si queremos algo más especial como arroz con leche, flantarta de manzana.… mejor que sea casero. Y la mejor bebida para el bebé es el agua y la leche (materna o de formula) El café, el té las bebidas de cola o gaseosas y zumos envasados están fuera del menú de los pequeños.

Si ofrecemos un tentempié hay que huir de los snacks. Podemos ofrecerle fruta, queso, pepino, bocadillos…

Evitaremos los alimentos con los que el bebé se pueda atragantar como los frutos secos, y frutas con hueso pequeño como las cerezas.

Lo mejor es no ofrecer productos preparados, pero si le ofrecemos alguno, tenemos que tener en cuenta que algunos llevan mucha sal o azúcar. Incluso los que están indicados especialmente para bebés (¡ojo con eso!). También deberíamos fijarnos en la etiqueta para evitar las grasas hidrogenadas.

Aunque los cereales integrales son más buenos, se recomienda no darlos exclusivamente al principio ya que pueden irritar las mucosas del intestino. Una opción es de vez en cuando incluir algún cereal integral. La fibra no es mala, pero hay que tener en cuenta que es más saciante, por lo que puede no dejarle sitio al bebé para que pruebe otros alimentos.

De vez en cuando no pasa nada por dar alguna galleta o alimento poco saludable. Es mejor que prohibirlo, ya que así solo conseguiremos el efecto contrario, que lo desee aún más. De todas formas para prevenir que pidan chuches, ofrecer tentempiés y comida nutritiva en lugar de comida basura.

Elegir bien que alimentos ofrecerle ¡A la mochila de mi peque!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s