Calendario para niños

Las navidades pasadas, el Tió de Nadal le cagó a Emma un calendario de Teo al que le estamos sacando muchísimo partido, y por eso quiero compartir contigo, las ventajas y beneficios de usar con los niños un calendario en casa.

Calendario Teo 2015

¿Qué es un calendario?

Puede parecer obvio, pero un calendario es una cuenta sistematizada del transcurso del tiempo, y esto es algo que a un niño le puede ayudar a entender conceptos temporales (muy difíciles al principio).
Por ejemplo, el primer calendario que utilizamos en casa fue el calendario de adviento para contar los días que quedaban para navidad. Hay familias que comentan que eso excita a los niños, y es posible, porque todos cuando esperamos con ansias un evento divertido, estamos más nerviosos. Pero sinceramente, creo que es un beneficio para el niño poder anticipar esos eventos importantes para el.

Hay diferentes tipos de calendarios, pero para los niños, van muy bien los calendarios de una hoja para cada mes, donde hay espacio en cada día para hacer anotaciones y es de esos de los que voy a hablar.

¿Por qué me gusta utilizar el calendario con los niños?

Como adulta, para mi es un instrumento indispensable, ya que me permite recordar fechas como cumpleaños, citas médicas, reuniones… En el colegio también lo utilizamos a diario, y es que es un buen recurso para trabajar con los niños diferentes aspectos que os comentaré a continuación.

Pero hay diferentes razones por las que me gusta utilizar el calendario con los niños en casa.

Proporciona apoyo emocional al niño

A los niños como a los adultos, saber lo que va a ocurrir en el futuro, les da seguridad.

Además estará más ilusionado si puede anticipar eventos divertidos (cumpleaños de familiares y amigos, excursiones, fiestas…)

Evitará o disminuirá el estrés del niño si puede anticiparse y preparar un cambio en la rutina familiar (el inicio del colegio, la llegada de un hermano…)

Si entre todos decidimos lo que iremos haciendo a lo largo del tiempo y dejamos que el niño participe en las decisiones, esto le dará una sensación de control sobre su vida además de seguridad emocional, al tener en cuenta sus opiniones.

Ayuda en el desarrollo de habilidades de comunicación

El calendario nos permite conversar en familia sobre cosas que van a pasar en el futuro o que han ocurrido en el pasado. Decidir qué haremos, consensuar en familia, tomar decisiones…

Además ampliaremos el vocabulario relacionado con el tiempo con palabras como hoy, mañana, ayer, semana, mes, después, esperar, tarde, día, noche, los días de la semana, el nombre de los meses, las estaciones…

Facilita la construcción de la noción del tiempo

El calendario estructura nuestro tiempo y nos proporciona un poco de orden en la vida.

Es una forma clara de representar el paso del tiempo y nos ayuda a ir familiarizándonos con los conceptos necesarios para la noción del tiempo como día, semana, año, ayer, hoy, mañana, de aquí a unos días, hace unos días…

¿Cómo es nuestro calendario?

Nuestro calendario, como ya he dicho antes, es el calendario del Teo, el personaje de los libros infantiles creado por Violeta Denou.

En cada hoja hay un mes. En la parte superior de la hoja, está escrito el nombre del mes y debajo una ilustración donde el personaje va viviendo diferentes situaciones relacionadas con el mes correspondiente y la estación. Debajo de la palabra del mes están escritos los días de la semana y debajo los recuadros con el número de cada día. El recuadro es lo suficientemente grande como para apuntar lo que queramos y pegar los adhesivos correspondientes. En el pie de la hoja hay dos sugerencias de actividad diferentes para cada mes (recetas sencillas, manualidades, juegos, chistes, refranes…) Este año, al final del calendario encontramos la receta del pastel preferido de Teo.

Calendario Teo 2015

El calendario incluye adhesivos para ir señalando días especiales (cumpleaños, fiestas, inicio del cole…) y también relacionados con el clima (sol, lluvia, fases lunares…)

Nosotros tenemos este, porque me gustan mucho las ilustraciones que trae, pero hay variedad de calendarios en el mercado con los personajes favoritos de los niños (Frozen, Peppa Pig, minions, hadas, perritos, gatitos…). También puedes hacerlo tu mismo con el ordenador y imprimirlo. Incluso personalizarlo con una foto de la familia que represente cada mes.

¿Cómo lo usamos en casa?

Tenemos el calendario colgado en la habitación de la peque. Está a su altura, lo que le permite observarlo, incluso cogerlo y hojearlo. A Emma le encanta fijarse en todos los detalles de las ilustraciones.

Cada mes ponemos un adhesivo con un pastel de cumpleaños y el nombre del cumpleañero abajo, en los días de los cumpleaños de familiares o amigos más próximos. Eso si no lo hemos tenido que hacer antes porque está impaciente porque llegue el cumpleaños de la mama o el suyo propio. Además si hay eventos importantes (inicio o final de las vacaciones del cole, fiesta mayor, la mona, carnaval, nochebuena, reyes…) también los marcamos con un dibujo o una pegatina si la hubiera.

Hicimos unos adhesivos extras y durante el curso escolar, también marcamos las actividades que hace en el cole como música, psicomotricidad, pintura… Eso le ayuda a preparar lo que se va a encontrar cuando llegue al cole y a elegir el tipo de ropa como por ejemplo el chándal para los días de psicomotricidad. Además, por horarios laborales, hay un día que no podemos ir a recoger a la peque al cole. Así que un día a la semana viene la yaya a casa y la recoge del cole y come con ella. Eso también lo anotamos cada mes en el calendario. Y si algún día no ha podido venir la yaya y se ha tenido que quedar en el comedor lo cambiamos y así lo podemos anticipar.

Cada día que pasa ponemos una pegatina de un color liso para tapar el día actual y saber dónde estamos y que día es (lunes, martes, miércoles…) También podríamos tachar el día, pero como a Emma le gustan mucho los adhesivos, optamos por esta opción. Además enganchar pegatinas es un buen ejercicio de psicomotricidad fina, por lo que otra cosa más que trabajamos jugando sin darnos cuenta. Hay veces que no lo hacemos, porque vamos con más prisa, no estamos en casa… Pero cuando volvemos a hacerlo, recordamos que hay días en los que no pusimos las pegatinas y nos ponemos al día.

De momento hay muchas actividades que nos proponen en el calendario que no las hacemos, pero otras si que son adecuadas para su edad y nos las apuntamos para hacer.

Ya ves, que le estamos sacando mucho partido al calendario, así que espero que cada año el tió o los reyes magos nos traigan un nuevo calendario para tenerlo en casa.

El calendario para niños ¡A la mochila de mi peque!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s